¿Por qué no embocaduras?

NEC nace con la idea de ser una equitación diferente. Donde se enseña a alumnos y profesionales una filosofía basada en el respeto y la amistad.

 

A diferencia de las formaciones ecuestres actuales, NEC no busca trabajar el físico del caballo únicamente, como si el caballo fuera simplemente un objeto. Creemos que el caballo, como el resto de seres vivos tiene sentimientos y por tanto tiene derecho a un trato más respetuoso. 

 

Los últimos estudios en embocaduras demuestran que estas aún en manos suaves causan dolor, es por ello que NEC no admite ningún tipo de embocadura. Tampoco admite la posición forzada de la cabeza en la vertical ni por detrás. La reunión debe conseguirse a través de la impulsión, el equilibrio y la relajación.

 

NEC busca romper con el actual sistema de equitación. Nuestro objetivo es educar a alumnos y profesionales, que no busquen en los caballos máquinas si no amigos con personalidad y sentimientos. Entre todos conseguiremos un mundo donde nuestros caballos puedan ser más felices.